Ritual de la noche de Shabat en el Hogar

Shabat Shalom:

“más de lo que Israel cuida al Shabat, el Shabat cuida a Israel”

El Shabat puede parecer extraño… tantas prohibiciones y resticciones…Sin embargo, no es una exageración decir que el judío ha sobrevivido persecuciones y humillaciones gracias al Shabat. No solo lo ayudo a sobrevivir, sino que lo mantuvo fuerte, espiritual y moralmente….No es tan difícil como parece.
Cientos de miles de judíos alrededor del mundo respetan el Shabat, y el numero crece cada año. Y, para la mayoría de ellos, el observarlo es una de las cosas mas fáciles y agradables posibles.
Es hora de eliminar los prejuicios y empezar a profundizar en los concepto esenciales del Judaísmo. Te invitamos a descubrir el secreto que encierra el Shabat…
Shabat Shalom “Bohi Kala, Shabat Malketa… Que llegue la novia, la reina Shabat”
Orden para la noche de Shabat en el hogar:

– Encendido de velas
– Shalom Alejem
– Eshet Jail
– Kidush para la noche del Shabat
– Bendición de padres a hijos
– Bendición sobre el pan
– Cánticos
– Bircat Hamazon
Encendido de las velas de Shabat y Iom Tov:
BARUJA ATA A-DO-NAI, E-LO-HENU, MELEJ HAOLAM, ASHER KIDESHANU BEMITZVOTAV VETZIVANU LEHADLIK NER SHEL SHABAT (en yom tov: YOM TOV) (en shabat y yom tov: SHABAT VEYOM TOV)
Bendito Tu, Eterno, D´s nuestro, Rey del universo, Quien nos santifico con sus preceptos y nos ordeno encender las luminarias del Shabat (Yom Tov) (si es Yom Tov y Shabat: Shabat y Yom Tov)
Shalom Alejem
Al llegar del Bet Hakneset (sinagoga) a la casa, se recita de pie alrededor de la mesa puesta en honor al Shabat.
Según nuestra tradición, al salir del Bet Hakneset el viernes por la noche, dos ángeles acompañan a cada judío hasta su casa. Uno de ellos es positivo, bueno, mientras que el otro es negativo y no desea nuestro bien. Al llegar a la casa, si allí está todo preparado para el Shabat: la mesa servida, la familia dispuesta a bendecir y santificar el día, el espíritu de una nueva y esperanzada semana está presente, en éste caso, el ángel positivo dice: “que así sea el próximo Shabat” y, según la tradición, el ángel malvado está obligado a responder: “Amén, que así sea”.En cambio, si el hogar se encuentra desprovisto de las necesidades para el recibimiento del Shabat, la familia está disuelta y dispersa cada cual en sus quehaceres, si no hay una predisposición a lo Divino y espiritual en ese momento propicio, entonces, el ángel negativo proclama: “que así sea el próximo Shabat” y el angel positivo responde, contra su deseo: “Amén, que así sea”.Es importante rescatar el mensaje práctico que encierra esta tradición: Si al comenzar la semana, lo hacemos de forma positiva, con ganas y esperanzas, unidos entorno a lo espiritual, seguro entonces la semana que se inicia será distinta, especial, mejor. Ya que la toma de conciencia en lo esencial y el optimismo nos permitirá enfrentar las realidades de manera distinta, mejor… por eso damos la siguiente bienvenida a éstos ángeles (malajim).
Shalom alejem malajé hasharet, malajé elión, miMelej maljé hamelajim, Hakadosh Baruj Hu.
Boajem leshalom malajé hashalom, malajé elión, miMelej maljé hamelajim, Hakadosh Baruj Hu. Barjuni leshalom malajé hashalom, malajé elión, miMelej maljé hamelajim, Hakadosh Baruj Hu.
Beshibtejem leshalom malajé hashalom, malajé elión, miMelej maljé hamelajim, Hakadosh Baruj Hu. Betsetjem leshalom malajé hashalom, malajé elión, miMelej maljé hamelajim, Hakadosh Baruj Hu.
Ki malajav ietsavé laj lishmorja bejol derajeja. A-do-nai ishmor tseteja uboeja meatá vead olam

La paz sea con vosotros, Ángeles de la paz, Ángeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo, Bendito Él.

Vuestra llegada sea en paz, Ángeles asistentes, Ángeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo, Bendito Él. Bendecidme con la paz, Ángeles asistentes, Ángeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo, Bendito Él.
Vuestra estadía sea en paz, Ángeles asistentes, Ángeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo, Bendito Él.
Al irse, estén en paz, Ángeles asistentes, Ángeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo, Bendito Él.
Porque Su enviado ordenará cuidarte en todos tus caminos. D’s guardará tu salida y tu llegada, desde ahora y para siempre.
Eshet Jail
Se recita el Eshet Jail, que es un cántico de alabanza a la mujer y a la madre judía, artífice de la casa y quinta esencia del hogar y la familia. Pero profundizando en su contenido, dijeron nuestros Sabios que la mujer virtuosa representa a la Torá, y el Pueblo de Israel, a su fiel esposo.
Eshet-jail mi imtzá verajok mipeninim mijráh. Bataj bah leb baláh veshalal lo iejsar. Guemalteu tob velo-rá kol iemé jaieha. Dareshá tsemer ufishtim vataas vejefets kapeha. Haietá kaoniot sojer mimerjak tabi lajmáh. Vtakom beod laila vatiten téref lebetáh vejok lenaaroteha. Zamemá sadé vatikajehu miperi japeha nateá karem. Jaguerá veoz motnéha vateamets zerooteha. Taamá ki-tob sajráh lo-ijbé balaila neráh. Iadeha shilejá bakishor vejapeha tamju fálej. Kapáh fresá leaní veiadeha shilejá laebión. Lo-tirá labetáh misháleg ki jol-betáh labush shanim. Marbadim asta-lah shesh veargamán lebusháh. Nodá bashearim baláh beshibtó im-zikne-árets. Sadin asetá vatimkor vajagor natená lakenaaní. Oz-vehadar lebusháh vatisjak leiom ajarón. Piha patja bejojmá ve Torat-jésed al-leshoná. Tsofía halijot betáh veléjem atslut lo tojel.. Kamu banea vaiasherua baláh vaihaleláh. Rabot banot asú jáil veat alit al-kulana. Shéker hajén vehébel haiofi ishá irat A-do-nai hi tithalal. Tenu-lah miperí iadeah vihaleluha bashearim maaseha.
A una mujer virtuosa, ¿quién puede hallar? Es más preciosa que las perlas. El corazón de su esposo confía en ella: nada le faltará a él. Ella le prodiga el bien y no el mal todos los días de su vida. Ella se procura la lana y el lino, con gusto hace las labores de sus manos. Se asemeja a nave de mercaderes, que desde lejos buscan su sustento. Se levanta cuando aún es de noche, proporciona sustento para su familia, y alimento a sus mozas. Lo pensó y compró un campo, con el fruto de su trabajo plantó una vid. La fortaleza es su ceñido, el esfuerzo dirige sus brazos. Percibe que su labor es compensadora, entonces, ni de noche apaga su luz. La rueca ocupa sus manos, con ellas maneja el huso. Extiende su mano hacia el pobre, sus manos abre al menesteroso. Su casa no teme al frío de la nieve, pues toda su familia está vestida de grana. Ella hace sus tapices, sus vestidos son de lino y púrpura. Renombrado es su esposo en la ciudad cuando se sienta entre los ancianos del lugar. Teje una tela y la vende, un ceñidor vende al mercader. La fuerza y la dignidad son su ropaje. Mira con confianza el porvenir. Abre su boca con sabiduría. En su lengua está la ley de la bondad. Vela siempre por la marcha de su hogar, y no come el pan de la pereza. Sus hijos crecen y la hacen feliz. Su esposo también la loa: “muchas mozas han procedido con virtud, más tú a todas sobrepasaste”. Engañosa es la gracia, vana la bella, pues la mujer temerosa de D’s, es digna de elogios. Séanle concedidos los frutos de su trabajo. Puedan sus obras loarla en las ciudades.
Kidush para la noche de Shabat
De pie, sobre una copa de vino sostenida en la mano derecha, se recita el Kidush. Según el espíritu de nuestros Sabios, el sentimiento de bienestar interior inspirado en Shabat, encuentra igualmente su expresión exterior en la Seudat Shabat (Cena Sabática) iniciada por el Kidush. Tras la bendición, sin interrupción bebe el vino y da de probar a los demás comensales.
Iom hashishí. Vaijulú hashamáim vehaárets vejol -tsebaam.Vaijal E-lo-him baiom hashebií melajtó asher asá, vaishbot baiom hashebií mikol-melajtó asher asá. Vaibarej E-lo-him et iom hashebií vaikadesh otó, ki bo shabat mikol melajtó ashar bará E-lo-him laasot.
Sabri maranán
(se responde: Lejaim)
Baruj Atá A-do-nai E-lo-he-un Mélej haolam boré perí haguefen.
Baruj Atá A-do-nai E-lo-henu Mélej haolam asher kideshanu bemitsvotavveratsá banu veShabat kodshó beahabá ubratsón hinjilanu zikarón lemaasé bereshit tejilá lemikraé kódesh zéjer litsiat Mitsráim veShabat kodshejá beahabá ubratsón hinjaltanu. Baruk Atá A-do-nai mekadesh haShabat.

Día sexto. Se concluyó la creación de cielo, de la Tierra y de todo lo que está en ellos; D’s concluyó Su obra en el día séptimo, y reposo el día séptimo de todo lo que había hecho. Y bendijo D’s el día séptimo y lo santificó, porque en él descansó de toda Su obra, que creó D’s para hacer.

Con el permiso de los señores (rabinos y maestros míos)
(se responde: por la vida!)
Bendito eres Tú, A-do-nai, D’s nuestro, Rey del Universo, Creador del fruto de la vid.
Bendito eres Tú, A-do-nai, D’s nuestro, Rey del Universo, que nos santificaste con tus mandamientos, te complaciste con nosotros y con amor y agrado nos has legado el santo Shabat en memoria de la obra de la Creación, pues éste es el primero de los días de santa convocatoria, en recuerdo de la salida de Egipto; y Tu Shabat santo nos lo has legado con amor y agrado. Bendito eres Tú, A-do-nai, Santificador del Shabat.
Bendición de padres a hijos
Después del Kidush, los hijos besan la mano de sus padres, como señal de respeto. Los padres colocan sus manos sobre la cabeza de sus hijos y recitan
para hombres:
Yesimeja E-lo-him keEfraim vejiMenashe
Quiera D’s endecirte como a Efraim y Menashe
(hijos de Yosef, criados en Egipto, no se dejaron influenciar por la sociedad pagana y materialista y siguieron el camino y la conducta de sus padres y abuelos)
para mujeres:
Yesimej E-lo-him keSara, Rivka, Rajel veLeha
Quiera D’s bendecirte como a Sara, Rivka, Rajel y Leah (nuestras matriarcas)
luego, para ambos sexos acaban con:
Yebarejeja A-do-nai veishmereja. Yaher A-don-nai panav eleja vijuneka. Ysa A-do-nai panav eleja veyaasem leja shalom.
Te bendiga el Eterno y te proteja. D’s te ilumine y te agracie. El Eterno se torne hacia ti y te conceda paz.
Bendición sobre el pan
En la noche de Shabat se colocan dos panes, como recuerdo del Mana que caía en el desierto durante el Exodo en doble porción el viernes ya que no caía en Shabat. Se los cubre, dado que en Shabat primero se bendice sobre el vino, al revés que durante la semana, queremos evitar que el pan se humille. Esto se trata una profunda e importante metáfora para enseñarnos que no podemos humillar ni avergonzar a nadie, siquiera para el cumplimiento de una mitzvá. Que mejor que Shabat, un día espiritual, para asimilar y comenzar a conducirse con éstos conceptos elevados.
Netilat yadaim para la comida
Antes de comer pan hay que proceder al lavado ritual de manos. No es sólo una medida higiénica sino una profunda e importante purificación espiritual para comer, concientizando que todo lo que el judío hace debe tener un fin espiritual. Fue impuesta por el Rey Salomón para comer los korbanot (sacrificios) en el Gran Templo de Jerusalem. Tras la desaparición del Templo, los sabios enseñaron continuar la costumbre como señal de fe y esperanza de la pronta reconstrucción del Gran Templo.(amén)
El procedimiento es el siguiente: se toma un recipiente en buenas condiciones lleno de agua y se vierte suficiente líquido (hasta el puño) sobre la mano derecha tres veces y se repite el proceso sobre la izquierda.
Luego, se levantan ambas manos y bendice:
BARUJ ATA A-DO-NAI, E-LO-HENU MELEJ HAOLAM, ASHER KIDESHANU BEMITZVOTAV VETZIVANU AL NETILAT YADAYM.
Bendito Tu, Eterno, nuestro D´s, Rey del Universo, Quien nos santifico con sus preceptos y nos ordeno el lavado de manos.
Se frotan las manos y se secan. No se debe hablar hasta que se coma pan.
Bendición “Hamotzi – sobre el panToma dos panes y bendice:
BARUJ ATA A-DO-NAI, E-LO-HENU, MELEJ HAOLAM, HAMOTZI LEJEM MIN HAARETZ.
Bendito Tu, Eterno, nuestro D´s, Rey del Universo, Quien extraes el pan de la tierra
.
Cánticos
Es costumbre entonar cánticos en honor del Shabat. Estos son algunos ejemplos:
1 . Osé shalom bimromav Hu iaasé shalom alenu veal kol Israel veimrú amén.
2 . Ashré ioshbé beteja, od iehaleluja selá. Ashré haam shekaja Lo, ashré haam sheHashem E-lokav.
3 . Vesamajta bejagueja vehayta aj sameaj.
4 . Baruj E-lokenu sheberanu lijbodo, vehibdilanu minhatoím venatán lanu Torat emet, vejaié olam natá betojenu.
5 . Mitsvá guedola lihot besimja tamid.
6 . Shemá Israel Hashem E-lokenu, Hashem ejad.
7 . Ismeju hashamayim vetaguel haarets. Iram ayam umlóo.
8 . Hiné matob umanaim, shebet ajim gam iajad.
9 . Hoshía et ameja, ubarej et najalatejá, urem venaasem ad aolam.
10. Vehaer enenu beTorateja, vedabek libenu bemitsvoteja, veiajed lebabenu leahabá ulirá et Shemejá. Lo nebosh veló nikalem, veló nikashel leolam vaed.
11. Vesamajta vejagueja vehaita aj sameaj.
12.Baruj hagueber asher ibtaj baHashem vehaiá Hashem mibtajó.
13.Aní maamin beemuná shelema bebiat haMashíaj aní maamin, veaf al pi sheitmahmeha im kol ze ajaké lo bejol iom sheiabó.
14.Adón olam asher malaj.
Bircat Hamazón – Bendición para después de las comidas

Dice la Torá: “..y comerás, y te hartarás y bendecirás al Eterno, tu D´s..”, El ser humano, al comer y saciarse, tiende por naturaleza a olvidar a su prójimo, satisfecho y orgulloso del fruto de su trabajo del que se alimentó. Por medio del Bircat Hamazón comprendemos que todo realmente es dado por D´s, recordamos al prójimo necesitado y la envidia y el recelo del patrimonio del compañero desaparece, entendiendo que todo viene de D´s, nuestro Padre común.
Maim Ajaronim
Se lavan las puntas de los dedos con agua fría para recitar el Bircat Hamazón. El motivo de éste accionar es, a parte de la higiene y aseo tras haber comido, es limpiar y despojar por completo nuestras manos de sal. Esto es por temor a que la sal provenga del Mar Muerto, de las ciudades de Sedom y Amora (Sodoma y Gomorra), lugares que por su degeneración, corrupción, inmoralidad, e inhumanismo fue destruído por D’s. Por más que hoy sabemos con seguridad que la sal que utilizamos no proviene de allí, es necesario – según la enseñanza de nuestros sabios – que sigamos practicando éste ritual a fin de concientizarnos de que debemos despojarnos por completo del “Sedom” que esta dentro nuestro, es decir: los malos impulsos y sentimientos de egoísmo, corrupción y demás, que son las bases del infortunio de una sociedad.Es correcto que diga: maim ajaronim jobá (el precepto de ´maim ajaronim´ es una obligación) al mojar sus dedos.
Zimún
Luego de maim hajaronim, antes de comenzar el Bircat Hamzón, tres hombres ó más que comieron juntos deben realizar el Zimún (invitación protocolar a bendecir). Uno invita y los demás responden: Quien invita a bendecir dice: Bendigamos a [si los comensales don diez o mas agrega: Nuestro D`s] Aquél de cuyos dones hemos comido. Los comensales responden: Bendito [si los comensales don diez o mas agrega: Nuestro D`s] Aquél de cuyos dones hemos comido y de cuya bondad subsistimos.
Bircat Hamazón
Dada la longitud del texto y la trasncripcion y traducción del mismo, obviamos su reproducción en esta página y nos remitimos a los diferentes sidurim (libros de oraciones), cada uno de acuerdo a la costumbre de su kehilá (congregación).
Articulo de origen de http://jai.com.uy, modificado

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: