Las Leyes de Pesaj (II):Guía Para la Noche del Séder

En la tierra de Israel siempre se festeja un sólo día de Iom Tov, es por eso que allí se realiza un sólo séder de Pésaj en la primer noche de la fiesta. Sin embargo, en la diáspora, se festejan dos días de Iom Tov en lugar de uno, y es por eso que allí deben ser realizados dos sedarim de Pésaj, uno en la primera noche, y el otro en la segunda noche.

Preparando el Séder con Anticipación

Por ser esta noche tan importante y tener tantos detalles, debemos prepararnos con tiempo y procurar que todos los elementos del séder estén al alcance de nuestra mano en el momento que los necesitemos. En hebreo, la palabra “séder” significa “orden”, por lo tanto ordenaremos aquí todos los elementos que necesitamos para cumplir con esta mitzvá.
Como explicamos anteriormente, en la diáspora se celebran dos sedarim, y es por eso que los judíos de la diáspora deberán duplicar todo lo relativo a los preparativos para el séder.
La Keará: Para la realización del séder de Pésaj, se debe disponer de una keará (plato o bandeja). Esta keará, en la cual se colocan todos los elementos que necesitaremos durante el séder, no necesita ser especial o tener una forma determinada.
Esta debe ser la forma en la cual estén dispuestos todos los elementos dentro de la keará.Explicaremos uno a uno todos los elementos que conforman la keará:
Tres Matzot: Para cumplir con la obligación de comer matzá en la noche de Pésaj, es necesario que la matzá sea shemurá (cuidada), es decir, que debemos comprar matzá horneada con harina que ha sido estrictamente supervisada para tener la seguridad de que no ha entrado en contacto con agua.
En la bandeja del séder, se deben disponer tres matzot. Estas tres matzot no deben ser horneadas a máquina ya que entre los grandes Sabios hay muchos que opinan que no se cumple con la obligación de comer matzá en la noche de Pésaj comiendo matzot horneadas a máquina, y es por eso que estas tres matzot deben ser amasadas y horneadas manualmente. En caso de no conseguir matzot hechas a mano se debe consultar a una autoridad rabínica.
Si cada una de estas tres matzot shemurot no son muy grandes y no alcanzarán para repartir la cantidad necesaria de matzá a todos los participantes del séder, entonces se debe comprar más matzá shemurá además de las tres matzot que debemos disponer en la bandeja.
En principio, en la noche del séder se deben comer como mínimo tres “kazait” de matzá. El kazait es una medida de capacidad que equivale aproximadamente a 28 centímetros cúbicos de agua, y esta cantidad equivale aproximadamente a 20 gr. de matzá. Es por eso que para saber la cantidad mínima de matzá (en gramos) que debemos comprar, deberemos multiplicar el número de personas que participarán del séder por 60 (20 gramos x 3 kazait).
Zeroa y Betzá: En estos tiempo en los que desgraciadamente no tenemos el Templo de Jerusalem, debemos colocar en la keará dos alimentos: el primero en recuerdo del sacrificio de Pésaj y el segundo en recuerdo del sacrificio llamado jaguigá. La costumbre es colocar un pedazo de carne asada como el primer alimento – en recuerdo del sacrificio de Pésaj que también se asaba – y un huevo (betzá) en recuerdo del sacrificio jaguigá. De hecho, muchos judíos acostumbraron colocar en recuerdo del sacrificio de Pésaj una pata de pollo, es decir, un “brazo”, para recordar que D’os nos saco de Egipto con brazo tendido.
Maror: Para el maror (hiervas amargas) se puede utilizar tanto lechuga como rábano, mas es preferible comer lechuga. Debemos tener sumo cuidado al preparar la lechuga y revisarla para que no contenga insectos – por más pequeños que fueran – ya que su ingestión está prohibida. Si la persona no sabe cómo revisar las hojas de lechuga – o no puede – entonces es preferible que coma los tallos de las hojas de lechuga, ya que en ellos no se encuentran tantos insectos, y además es más fácil revisarlos.
En la noche del séder se deben comer como mínimo dos “kazáit” de maror. Es por eso que para saber la cantidad de maror (en gramos) que debemos comprar, deberemos multiplicar el número de personas que participarán del séder por 56 (28 gramos x 2 kazait). De hecho, dos hojas promedio de lechuga sin ningún lugar a dudas equivalen a un kazait, es decir que se necesitarán cuatro hojas de lechuga por cada persona que participe del séder.
Karpás: En la noche del séder se necesita comer una verdura humedecida en agua con sal. Al comienzo la costumbre era utilizar la verdura llamada en hebreo karpás (apio), ya que las letras que conforman la palabra karpás, invirtiendo su orden, forman la expresión “60 (…decenas de miles, trabajaron…) trabajos forzados”. Es por eso que si se puede conseguir apio para comer el karpás es bueno hacerlo. Sin embargo, si no se tiene apio, también se puede utilizar cualquier otra verdura, cuidando siempre de que no contenga insectos. (Hay quienes acostumbran utilizar papas).
Para cumplir con la obligación del karpás alcanza con que cada persona coma una pequeña cantidad (menos de un kazait), así que no es necesario comprar mucha cantidad de la verdura que utilizaremos para el karpás.
Jaróset: El jaróset consiste en una mezcla de frutas picadas (por ejemplo: manzanas verdes, nueces, almendras, etc.) que son mezcladas con vino o vinagre y con especias (por ejemplo: canela, jengibre, etc.). No es obligación preparar una gran cantidad de jaróset para cumplir con esta mitzvá.
Jazéret: Es también lechuga. El jazéret es el segundo kazait de lechuga del cual hablamos anteriormente al explicar el maror, pero no es utilizado al comer el maror sino para el korej, es decir, para hacer un sándwich con ella y la matzá, después de haber cumplido con la mitzvá del maror.
El Vino: Además de todos los componentes de la keará, en la noche del séder se debe disponer de vino, que debe estar supervisado por una autoridad rabínica que nos asegure que éste es kasher.
En el séder de Pésaj deben ser tomadas cuatro copas o vasos de vino, de acuerdo al orden de la hagadá. Cada vaso de vino debe contener como mínimo una medida de vino equivalente a un “reviit”. El reviit es una medida de capacidad que equivale aproximadamente a 86 cc., y es por eso que para saber la cantidad mínima de vino (en cc.) que debemos comprar, deberemos multiplicar el número de personas que participarán del séder por 344 (4 x 86).
El resultado que obtendremos será la cantidad mínima de vino que deberemos comprar. De hecho, es bueno conseguir vasos que tengan una capacidad cercana a esa y no que sean demasiado grandes. De no ser así se deberá comprar una cantidad de vino más grande, acorde al tamaño de los vasos que tengamos en nuestro séder.
De ser posible, es preferible tomar vino tinto en la noche del séder, sin embargo, alguien a quien el vino le hace mal, también puede cumplir con su obligación tomando vino blanco o jugo de uvas natural (preferiblemente tinto).
El Orden del Séder
Nuestros Sabios nos han enseñado que en caso de necesitar cumplir muchas mitzvot a la vez, esas mitzvot no deben ser cumplidas juntas y en forma desordenada, sino que cada mitzvá debe ser hecha separadamente, en la secuencia correcta y en el tiempo correcto. Es por eso que fue establecido un orden determinado para el cumplimiento de todas las mitzvot de la noche de Pésaj. A este orden determinado se lo llamó el séder de Pésaj (séder, en hebreo: ‘orden’), y por cuanto que ha sido observado a través de todas las generaciones no debe ser cambiado.
Hoy en día, que el Bet Hamikdash (Templo de Jerusalem) no está construido a causa de nuestros pecados, los sacrificios especiales de Pésaj y las fiestas no pueden ser ofrecidos. Sin embargo, hay aún varias mitzvot que nuestra Torá ordenó, que son cumplidas en la mesa del séder. Además, Nuestros Sabios han agregado algunas otras mitzvot como una manera de recordar aquellas mitzvot que momentáneamente no pueden ser observadas.
A pesar de que hay una diferencia entre nuestro séder y aquel que se hacía en los días del Bet , el orden actual del séder quedó incambiable hasta el momento que el Bet Hamikdash será reconstruido. Que sea rápido y en nuestro días! Amén.

Los 15 Símbolos del Séder

Para que las personas puedan conducir el séder en forma ordenada, han sido instituidos quince simanim (símbolos, palabras claves) que nos ayudarán a recordar el orden del séder más fácilmente.
El gran kabalista Rabí Moshé Cordobero (1522 – 1570) nos enseñó que todos estos símbolos aluden a grandes e increíbles secretos, y es por eso que Rabí Alexander Ziskind (f. 1794) en su libro “Iesod Veshóresh Haavodá” (novena parte, cap. 9), nos dice que antes de comenzar la hagadá es correcto recordar en voz alta los nombres de estos quince simanim.
Estos 15 símbolos aluden a las 15 partes principales del séder, y ellas son:
(1 y 2) Kadesh, Urjatz: recita el kidush y lávate (las manos).
(3 y 4) Karpás, Iajatz: (comer el) apio, división (de la matzá).
(5 y 6) Maguid, Rojtzá: relato (la historia de Pésaj), lavado (de manos).
(7 y 8) Motzí, Matzá: (bendecir el ha…) motzí, (comer la) matzá.
(9 y 10) Maror, Korej: (comer la) hierva amarga, junto (con matzá).
(11) Shulján Orej: preparación de la mesa.
(12 y 13) Tsafún, Barej: (come el aficomán) escondido, bendice (el bircat hamazón).
(14 y 15) Halel, Nirtzá: (recita las alabanzas del) halel, (todo es) aceptado

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: