SABIOS DE ISRAEL (V)

Shmuel Hanavi

Profeta y Juez de Israel en tiempos bíblicos, hijo de Elkana, de familia de leviim descendiente de kehat; su madre fue Jana. Después de la muerte de Eli, el Cohen Gadol, Shemuel fue el último Juez de Israel, y consiguió unir todas las tribus en un solo pueblo con una sola ideología; aspiró a poner en práctica nuestra convicción que el pueblo de Israel goza de una fuerza secreta que le diferencia de las demás naciones y nos convierte en el Pueblo Eterno dirigido por las directivas de nuestra Santa Ley. Shmuel enseñó a sus discípulos la Ley recibida de sus predecesores y los preparó a convertirse en dirigentes espirituales del pueblo. Estos discípulos fueron llamados Bene HaNeviim, hijos de los profetas.

Ezra HaSofer
Siglo III (AEC)

Era de familia de Cohanim, nieto de Saraia, el último Cohen Gadol del primer Bet Hamikdash. Dedicó toda su vida al estudio de la Ley. Al saber que los Judíos que aún vivían en Eretz Israel habían permanecido sin dirigentes, decidió emigrar de Babilonia donde se crió y se trasladó a la Tierra de sus antepasados. En el año 3413 (de la creación del mundo) obtuvo del Rey Artajerjes 3º de Persia, el permiso de emigrar a tierra de Iehuda y de nombrar a su albedrío jueces y dirigentes.

A su llegada a Jerusalén, convocó a todo el pueblo ante el Bet Hamikdash, les habló calurosamente y les dio a entender el gran mal que era unirse en casamiento con pueblos no judíos. El pueblo respondió como un solo hombre al llamamiento de Ezra, que con su elocuencia e influencia consiguió volver al pueblo al buen camino. Ezra fundó el gran Tribunal de los 120 Sabios llamado Keneset HaGuedolá. Esta gran Junta de Rabinos comentó y explicó la Ley y la enseñó a todo Israel. Ezra hizo copias de las Santas Escrituras e impuso la obligación de leer la Torá en público 3 veces por semana, para que el pueblo se enterara de su contenido.

El objetivo de Ezra era apartar a los judíos de los demás pueblos y convertirlos en un pueblo Santo. Ezra transmitió a los Sabios de la Keneset HaGuedolá, la Ley Oral recibida de los últimos profetas.

Shimon HaTzadik
Rabí Shimon HaTzadik (Siglo III AEC)

Hijo de Honio, nació en el año 3585 de la creación del mundo. Fue Cohen Gadol y dirigente de la nación, como así jefe religioso y presidente de la Keneset Haguedolá. En su tiempo dicha Keneset Haguedolá compuesta de 120 miembros, se transformó en Sanhedrin de 71 miembros.

No existieron en la historia muchas personalidades como Shimon HaTzadik. Supo dirigir al pueblo con gran sabiduría no sólo en asuntos religiosos, sino también en sus necesidades materiales. Consiguió construir la gran fortaleza de Jerusalén para proteger a la ciudad contra sus enemigos. También se ocupó de efectuar las reparaciones del Bet Hamikdash. Shimon HaTzadik fue un verdadero pastor que amó al pueblo y propagó la enseñanza de la Torá.

En el Pirke Avot, Rabi Shimon HaTzadik cita un gran principio: “El mundo se establece sobre tres pilares: “la Torá, el Servicio Divino y la práctica del bien”. Shimon HaTzadik fue el primero de los Tanaim y remitió a sus sucesores la Torá Oral recibida de sus predecesores.

Shamai
Rabí Shamai (Siglo I AEC)

Vivió en la época de Hilel HaZaken. Estudió en las Ieshivot de los Sabios Shemaia y Avtalión. Shamai era muy estricto y temía siempre del pecado; por lo cual era muy riguroso en la aplicación del din que preconizaba se hiciera de forma estricta. Amaba mucho a su pueblo, por lo cual ponía mucho ardor para interesarse en la solución de los conflictos, ya fueran de orden nacional o religioso, que existían en su tiempo en el país. Fue nombrado av bet din cabecera del Tribunal Sanhedrín.

Se comportaba con severidad y furia para con los pecadores, pero con nobleza y dulzura con los rectos. Hilel y Shamai eran amigos sinceros y se amaban como hermanos, pero tenían opiniones diferentes concernientes a la aplicación del din en muchas leyes.

Shamai era el más estricto. Se formaron por consiguiente dos tendencias: la escuela de Hilel (Bet Hilel) y la escuela de Shamai (Bet Shamai) que siguieron existiendo mucho tiempo después hasta el período del Sabio Rabí Iohanan Ben Zakai (después de la destrucción del Segundo Templo), cuando la opinión de Bet Hilel fue adoptada por todos los Sabios como Halaja (decisión del din).

Shamai insistía que el estudio de la Torá sólo tiene valor si la persona aplica los deberes hacia Di-s y hacia los hombres tal como nos enseña la Ley. Ante la duda siempre optaba por prohibir. Era severo y riguroso en todo. Hilel en cambio era más indulgente. Este permitía no decir la verdad y aún mentir si se persigue un fin de armonía. A este respecto el Talmud nos relata una controversia sobre la forma de realizar el deber de alabar a la novia delante del novio con el fin de elevarla en sus ojos. Shamai mantenía que hay que alabarla sin mentir y no decir que es hermosa si no lo es. Hilel consideraba elogioso alabar en cualquier caso a la novia diciendo: Novia hermosa y graciosa! Lo cual Shamai rechazaba, exclamando: “¿Cómo es posible calificar una novia ciega o coja de hermosa, cuando la Torá nos ordena “Te alejarás de la mentira?” Hilel respondía: “Cuando la persona hace una mala compra, acaso no es apropiado valorizársela ante sus ojos para que no se apene, si la compra ya está hecha?”

Rabí Iehuda Hanasí
Rabí Iehuda Hanasí (141 – 211)

Nació en el año 3901. Desde su niñez mostró una aptitud excepcional para el estudio. Empezó a aprender de su padre Raban Shimon Ben Gamliel, luego con Rabí Elazar Ben Shamua y Rabí Iaacob Ben Kurshai. Frecuentó también los hogares de muchos otros sabios y así adquirió gran experiencia que le sirvió más adelante en la composición de la Mishna.

Rabí Iehuda era muy rico y toda su riqueza la empleaba para obras de bien, sin aprovecharla en lo mínimo para su goce material. Por su ciencia y por su riqueza empleada para el bien, atrajo el aprecio y el cariño de todos. Al morir su padre Raban Shimon Ben Gamliel, Rabí Iehuda pasó a ser en su sitio Presidente (Nasí) del Sanhedrín y dirigente de la nación.

Rabí Iehuda Hanasí fue un personaje humilde no sólo con los grandes Sabios o con sus colegas, sino también con sus discípulos. Solía decir: “Mucha Torá aprendí de mis profesores, más aún con mis compañeros, pero de mis discípulos más que todos”. Muchas veces durante las discusiones talmúdicas, no vacilaba en dar razón a su interlocutor.

Rabí Iehuda observaba los mandamientos estrictamente y se cuidaba mucho del pecado; en este sentido recomendaba: “Considera tres cosas y no llegarás a cometer pecado: piensa que hay un ojo divino, que todo lo ve; un oído que todo lo escucha y un registro en el cual todos tus actos están escritos”.

La obra magistral de Rabí Iehuda fue la ‘Mishna’ que es la redacción de la ley oral resumida en código de ley y dividida en 6 secciones (sedarim) escrita en el año 3949: 1) Seder Zeraim, 2) Seder Moed, 3) Seder Nashim, 4) Seder Nezikim, 5) Seder Kodashim, 6) Seder Taharot.

La Mishna, cuya composición se efectuó de acuerdo con los sabios de aquél tiempo, fue acogida por todas las generaciones venideras como una obra preciosa, la obra clásica y la base de la ley oral (Torá shebeal pe), cuya santidad es similar a la de la Biblia y a la cual no se puede ni añadir, ni suprimir, siendo que fue compuesta con inspiración divina.

Rabí Iehuda Hanasí, llamado también Rabenu Hakadosh, vivió 70 años y fue presidente durante 30 años.

Gueonim

Fue el título honorífico dado a los Presidentes de las Academias Judías de Torá en Babilonia, que sucedieron a los Saboraim. Los Gueonim interpretaron el Talmud y tomaban decisiones en asuntos jurídicos y en asuntos puramente religiosos. El primero de los Gueonim fue Rav Hana de Ushkiía de la Ieshivá de Pumbadita. Durante 449 años se sucedieron en Pumbadita 48 Gueonim hasta el último Gaon Rav Hay hasta el año 4798. En la Ieshivá de Sura se sucedieron 36 Gueonim desde el año 4369 hasta 4703

Rabí Itzjak Elfasi
Rabí Itzjak Elfasi (1013 – 1103)

Fue el grande de los sabios Sefaradíes y el primer legislador. Nació en el año 4773, al final del período de los Gueonim. Tenía 25 al morir el Gaon Rav Hay y él mismo fue considerado como Gaon.

Fue discípulo del Sabio Rav Nisim Ben Yaacob y del Sabio Rav Hananel Ben Uziel. Rabi Itzjak era oriundo de la ciudad Fez en Marruecos y allí educó a muchos discípulos, el más famoso de los cuales fue Rabí Efraim. Vivió en Fez hasta el año 4848 y tenía 75 años cuando estuvo obligado a viajar a España.

Primero vivió en Córdoba, luego en Barcelona, hasta su muerte. Entre sus numerosos discípulos de España figura el bien conocido Rabí Iehuda Halevi. La gran fama de Rabí Itzjak Elfasi proviene de su obra maestra de resumen del Talmud en Halajot (Leyes) que es el principio y la base de la literatura de los Posekim (legisladores).

Su objetivo era doble: extraer del Talmud todo el material de Halajot y resumir el Talmud para facilitar su estudio. Su obra mereció bien el nombre de ‘Talmud Katan’ (pequeño Talmud). Sin embargo, uno de los grandes sabios de su época, Rabí Itzjak Albalia, criticó esta obra no estando de acuerdo con que se resumiere el Talmud. Antes de morir se arrepintió de su oposición al Rav Elfasi y recomendó a su hijo que rogara en su nombre al Rav Elfasi que fuera como su padre. Este lloró mucho la muerte del Rav Albalia y tomó en cargo a su hijo hasta que se convirtió en uno de los grandes sabios de su época.

Rabí Itzjak Elfasi, murió en 4863 a los 90 años. Sus discípulos Rabí Iehuda Halevi y Rabí Moshe Ben Ezra le elogiaron altamente en sus poemas.

Rabi Asher ben Iehiel (HaRosh)
Rabi Asher ben Iehiel (1250 – 1328)

Nació en Alemania en el año 5010. Descendía del Sabio Rabenu Guershon Meor Hagola. Su padre Rabí Iehiel era considerado como uno de los Jasidim entre los Ashkenazim que con profundo amor a la Torá y a su pueblo consiguió inculcar tal apego a sus hijos y a toda su generación. La madre de Rabi Asher murió en Kidush Hashem como una santa, ejecutada por una vil sentencia del gobierno.

Rabí Asher fue uno de los primeros Posekim. Estudió primero con su padre Rabí Iehiel, pero su profesor más importante fue Rabí Meir de Rortenberg.

Cuando obtuvo la Semija (certificado Rabínico) Rabi Asher fue nombrado miembro del Bet Din de Vermisa y ejercía como juez en presencia de su Rabino.

Luego se trasladó a Colonia, donde se casó con la hija de Rabí Shlomo Iudlin.

Ocurrió que las autoridades aprisionaron a Rabi Meir de Rotenberg exigiendo una gran suma de dinero de los judíos para liberarlo. Rabi Asher hizo lo imposible para reunir los fondos, pero fue en vano, pues la suma exigida era muy exagerada. Entretanto Rabí Meir de Rotenberg murió en la cárcel.

Al morir éste, Rabí Asher llegó a ser la mayor autoridad religiosa de Alemania. En aquel tiempo empezaron grandes persecusiones contra judíos en Alemania que obligaron a Rabí Asher y su familia a huir. Se instaló un corto período en Provence en Francia y de allí a Barcelona donde estudió durante 8 años con Rabí Shlomo Ben Aderet. Luego fue llamado a Toledo donde ejerció como Rosh Ieshivá. En la enseñanza del Talmud se rigió según el método de sus maestros que redactaron los Tosafot.

Rabí Asher compuso en España su famosa obra Piske Harosh, que son todas las Halajot del Talmud que se aplican en nuestro tiempo y que constituyen un resumen del Talmud, parecido al resumen del Rif. De Rabí Asher se inspiraron todos los Posekim que le sucedieron.

También compuso libros de moral; entre ellos se debe citar: Orot Hajaim y Hanjagot Harosh.

Rabí Iosef Caro, autor del Shuljan Aruj, en la introducción de su obra Bet Iosef, establece que tres pilares sostienen la casa de Israel: Rif, Rambam y Rosh.

Rabí Asher murió en Toledo en el mes de Jeshvan del año 5088.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: