Los sueños según el Talmud (IV)

Más sobre los sueños:

Ben Dama, el hijo de la hermana de Rabí Ishmael, le preguntó a Rabí Ishmael: Vi en mi sueño que ambas mandíbulas mías se caían. Le dijo Rabí Ishmael: Dos nobles romanos han tramado el mal contra ti, pero han muerto.

Más sueños:

Bar Kapara le dijo a Rabí: Vi en mi sueño que mi nariz se me salía. Le dijo: La ira divina se ha ido de ti.

Vio otro sueño y le dijo: Vi que mis dos manos habían sido cortadas. Le dijo Rabí: No necesitarás del trabajo de tus manos pues enriquecerás.

Vio otro sueño y le dijo: Vi que mis dos piernas me eran cortadas. Le dijo Rabí: Tú montarás a caballo.

Vio otro sueño y le dijo Bar Kapara a Rabí: Vi que me decían: En el mes de Adar morirás y no verás el mes siguiente, Nisán. Le dijo: Morirás con gloria – adruta – y no serás puesto a prueba – nisaión.

Un relato:

Un cierto saduceo le dijo a Rabí Ishmael: Vi en mi sueño que yo vertía aceite sobre las aceitunas. Le dijo refiriéndose al saduceo mismo, aunque en tercera persona: Él ha mantenido relaciones con su madre.

El saduceo tuvo otro sueño y le dijo: Vi que arranqué para mí una estrella. Le dijo: Un integrante de Israel has robado y secuestrado.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi que tragué una estrella. Le replicó: Has vendido al miembro de Israel que robaste, y usaste su dinero, es decir, el que obtuviste por su venta.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi que mis ojos se tocaban uno al otro. Le dijo: Él ha mantenido relaciones con su hermana.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi que besaba la luna. Le dijo: Él ha mantenido relaciones con la esposa de un miembro de Israel.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi que pisaba la sombra de un mirto. Le dijo: Él ha mantenido relaciones con una joven comprometida.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi la sombra sobre mí y él, es decir, yo, estaba debajo de mí. Le dijo: Tu relación íntima con la joven comprometida fue inversa.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi cuervos rodeando mi lecho. Le dijo: Tu esposa se ha prostituído con muchos hombres.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi palomas rodeando mi lecho. Le dijo: Muchas mujeres has impurificado.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi que sostenía a dos palomas y ellas intentaban volar. Le dijo: Tu te has casado con dos mujeres y las divorciaste sin el acta de divorcio – get.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi que estaba pelando huevos. Le dijo: Tú has desnudado cadáveres. Le dijo el saduceo: Todas las acusaciones que describiste existen en mi y las cometí, excepto esta última que no.

Sin embargo, mientras tanto, una mujer vino y le dijo: La túnica que te cubre pertenece a cierto hombre que murió y que tu quitaste de él.

Tuvo otro sueño y le dijo: Vi que me decían: Tu padre te ha dejado propiedades en Capadocia. Le dijo Rabí Ishmael: ¿Tú tienes propiedades en Capadocia? Le dijo: No. Preguntó Rabí Ishmael: ¿Fue tu padre a Capadocia antes de su muerte? Le dijo: No. Rabí Ishmael le dijo: Entonces, si no tienes bienes allí y tu padre tampoco murió en esta ciudad, cabe interpretar este nombre, Capadocia, del siguiente modo: kapa significa “viga” en persa y en griego, y la palabra deka significa “diez” en griego. Es decir, ve y mira la viga que está a la cabeza de diez, porque está llena de zuzim, es decir, monedas. El saduceo fue, y encontró que estaba llena de zuzim.

Más acerca de los sueños:

Rabí Janina dijo: El que ve un pozo en un sueño contempla la paz, porque está dicho: “Los siervos de Isaac cavaron en el valle y allí hallaron un pozo de agua manantial” (Génesis 26:19).

Rabí Natán dice: El que ve un pozo en un sueño ha encontrado a la Torá, tal como está dicho: “Porque el que Me encuentra, encuentra la vida – jaím” (Proverbios 8:35), y está escrito aquí, con referencia al pozo del versículo citado: “un pozo de agua manantial” – literalmente: un pozo de agua viva – jaím.
Rava dijo: El que ve un pozo en un sueño encuentra concretamente vida.

Más sobre los sueños y la paz:

Rabí Janán dijo: Hay tres sueños que presagian la paz. El que ve un río, un pájaro y una olla. Un río, porque está escrito: ¡He aquí que extenderé hacia ella como un río de paz” (Isaías 66:12). Un pájaro, porque está escrito: “Como pájaros que vuelan, así El Eterno, Señor de legiones, protege a Jerusalén” (Isaías 31:5). Una olla, como está escrito: “El Eterno, coloca en nosotros la paz” (Isaías 26:12).

Comentario:

Rabí Janina dijo: Y la enseñanza anterior se refiere cuando en el sueño ve una olla que no tiene carne dentro de ella, porque está escrito sobre la olla que contiene carne: “y los has tajado como eso que está en la cacerola, y como la carne en un caldero” (Miqueas 3:3).

Más sobre los sueños:

Rabí Iehoshua ben Levi dijo: El que ve un río en un sueño, debe levantarse y decir: ¡He aquí que extenderé hacia ella como un río de paz” (Isaías 66:12), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Porque llegará como un río angosto” (Isaías 59:19).

El que ve un pájaro en un sueño debe levantarse y decir: “Como pájaros que vuelan, así El Eterno, Señor de legiones, protege a Jerusalén” (Isaías 31:5), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Como un pájaro que vaga desde su nido…” (Proverbios 27:8).

El que ve una olla en un sueño debe levantarse y decir: “El Eterno, coloca en nosotros la paz” (Isaías 26:12), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Pon la olla, ponla” (Ezequiel 24:3).

El que ve uvas en un sueño debe levantarse y decir: “Como uvas en el desierto encontré a Israel” (Oseas 9:10), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Sus uvas son uvas de amargura” (Deuteronomio 32:32).

El que ve una montaña en un sueño debe levantarse y decir: “Cuán placenteros serán los pasos del mensajero sobre las montañas” (Isaías 52:7), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Sobre las montañas elevaré llanto y lamentación” (Jeremías 9:9).

El que ve un shofar en un sueño debe levantarse y decir: “Será en ese día que se hará sonar un gran shofar” (Isaías 27:13), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Haced sonar un shofar en Giba” (Oseas 5:8).

El que ve un perro en un sueño debe levantarse y decir: “Pero contra los Hijos de Israel ningún perro afiló su lengua” (Éxodo 11:7), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Y los perros son voraces” (Isaías 56:11).

El que ve un león en un sueño debe levantarse y decir: “Un león ha rugido; ¿quién no temerá?” (Amos 3:8), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “El león ha dejado su guarida” (Jeremías 4:7).

El que ve el acto de afeitarse en un sueño debe levantarse y decir: “Se afeitó y cambió sus ropas” (Génesis 41:14), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Si hubiera sido afeitado mi fuerza me habría abandonado” (Jueces 16:17).

El que ve un pozo de agua manantial en un sueño debe levantarse y decir: “Un pozo de agua manantial” (Génesis 26:19), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Como de un pozo emergen aguas así emerge su maldad” (Jeremías 6:7).

El que ve una caña en un sueño debe levantarse y decir: “Una caña quebrada no romperá” (Isaías 42:3), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “¡He aquí! Has confiado en el apoyo de esta caña quebrada” (Isaías 36:6).

Una enseñanza relacionada:

Los sabios enseñaron en la baraita: El que ve una caña – kané – en un sueño debe aguardar recibir la sabiduría, tal como está dicho: “Adquiere – kne – sabiduría” (Proverbios 4:5), versículo en el que existe una similitud fonética entre la palabra “caña” y la expresión “adquiere”. Si ve cañas debe aguardar recibir entendimiento, tal como está dicho: “Y en todas tus adquisiciones, adquiere entendimiento” (Proverbios 4:7). Es decir, la expresión “adquiere” se relaciona con una caña y “adquisiciones” con muchas cañas.

Otra enseñanza relacionada:

Rabí Zeira dijo: Una calabaza – kara -, un corazón de palmera – kora -, cera – kira -, y una caña – kania -, todos son favorables en un sueño.

Otra enseñanza relacionada:

Fue enseñado en la baraita: No se le muestra calabazas sino a quien teme al Cielo con toda su fuerza.

Se agrega:

El que ve a un buey en un sueño debe levantarse y decir: “Su soberanía es como un primogénito de buey” (Deuteronomio 33:17), antes que otro versículo con connotación negativa se le anticipe: “Si un buey corneara a un hombre” (Éxodo 21:28).

Otra enseñanza relacionada:

Los sabios enseñaron en la baraita: Cinco cosas fueron dichas acerca del que sueña con un buey: El que come de su carne será rico. Si sueña que el buey lo corneó, tendrá hijos que se cornearán figurativamente en el estudio aguzado de la Torá. Si sueña que el buey lo mordió, le sobrevendrán sufrimientos. Si soñó que el buey lo pateó, un largo camino le espera por delante. Si soñó que cabalgó sobre él, se elevará en grandeza.

Pregunta:

Pero he aquí que fue enseñado en la baraita: “Si cabalgó sobre él, morirá”.

Respuesta:

No es difícil de entender. Esta enseñanza que lo interpreta de modo positivo, se refiere a que él está cabalgando sobre el buey. Mientras que esta otra enseñanza que lo interpreta de modo negativo, se refiere a que el buey cabalga sobre él.

Otra enseñanza:

El que ve un burro en un sueño puede aguardar la salvación, tal como está dicho: “He aquí que tu rey vendrá hacia ti, justo y victorioso es él, humilde y cabalgando sobre un burro” (Zacarías 9:9).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: