LA TORÁ (II)

¿Qué Es Realmente La Torá?
Realmente para contestar a esta pregunta debemos explicar cuál es la raíz hebraica de la palabra Torá. Dice el Zohar que la palabra Torá viene del vocablo horaá que significa enseñanza. La Torá no sólo es un libro que tiene como finalidad compilar todas las leyes que el judío debe cumplir para hacer la voluntad de D’os, sino que más bien es un libro de enseñanzas que se pueden dividir en dos grupos:

* Leyes que están explícitamente escritas en la Torá

Estas leyes incluyen los más variados temas y tienen el carácter de obligatorias. Sobre esta categoría nos referiremos en extenso más adelante.

*Leyes que no están explícitamente escritas en la Torá, pero que se aprenden de los distintos relatos bíblicos

En esta clase de leyes se pueden hacer tres diferenciaciones, a saber:

a)En muchas oportunidades Nuestros Sabios, de bendita memoria, nos han explicado la verdadera intencionalidad de la Torá escrita basados en la Torá Oral (explicación e interpretación de la Torá escrita, recibida también por Moshé Rabenu en el Monte Sinai), y estas leyes tienen el carácter de obligatorias así como si estuviesen escritas explícitamente en el texto de la Torá.

b)Otras veces ellos decretaron leyes basadas en distintos textos de la Torá, siendo también estas leyes obligatorias.

c)Por último, hay textos enteros de los cuales no se aprende ninguna ley. De ellos podemos aprender lo que D’os quiere de nosotros en el marco de lo musarí (ético) y cómo quiere que veamos y entendamos al mundo que Él creó. Esto se llama en hebreo hashkafá (visión, contemplación). La persona que transgrede todas las enseñanzas que pertenecen a esta categoría y no rige su vida basado en ellas, no se hace pasible a castigo alguno – judicialmente hablando – pero por supuesto que esa persona está muy distante de ser un judío íntegro y aún más, puede llegar a convertirse en un naval birshut haTorá (infame con el “permiso” de la Torá) – puesto que de hecho, él no viola ninguna prohibición por la cual una corte rabínica puede condenarlo.

Todo esto que explicamos aquí pertenece al marco del peshat (literalidad del texto de la Torá), pero mediante el estudio de la kabalá (mística) se pueden aprender muchos y grandes secretos de la Torá que hablan sobre la creación del mundo y sobre la Divinidad, bendito sea Él. Nosotros en este texto sólo nos introduciremos en el primer camino para entender la Torá, por supuesto, sin negar el segundo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: