A 70 años del levantamiento del Ghetto de Varsovia.(1943 – 19 Abril – 2013)

guethoEn el aniversario del levantamiento del Ghetto de Varsovia, los judíos dispersos en el mundo entero y los que habitan en el estado de Israel se concentran en su dolor y recuerdan a los seis millones de judíos, niños, jóvenes, ancianos mujeres y hombres que fueron aniquilados por la bestia nazi durante la segunda guerra mundial.

El Todopoderoso, en su merced y con su infinita misericordia salvó al pueblo de Israel de los campos de concentración, y de los crematorios y aún en nuestros días, no logramos comprender ni explicar como sobrevivieron, cuando la máquina nazi bajo la dirección de Hitler, Himler Borman, Eichmann y sus secuaces tramaron hasta el último detalle la exterminación de este pueblo.

Hermanos.
Nuestros antecesores fueron sobrevivientes, y como tal tenemos una doble misión que cumplir. La primera es ¡No Olvidar! 
No olvidar a nuestros seres queridos que fueron aniquilados por Kidush HaShem “por la Santificación del nombre de D-s” que antes de morir pronunciaron el Shemá – Shema Israel, Adon-ay Elo-kenu Adon-ay Ejad “Oye Israel, D-s nuestro D-s, D-s es uno”.

La segunda misión es ¡Recordar! 
Hacer recordar a los pueblos del mundo entero, a aquella generación que no vivió los crímenes del nazismo alemán, que no hay ninguna garantía que lo que sucedió hace más de medio siglo, no vuelva a suceder.

El mundo entero debe recordar que en nazismo nació como consecuencia de una filosofía que bregaba por la ley del más fuerte, por la debilidad de las masas, por la necesidad de apoyarse en un Führer, un líder que sirviera como escudo y defensa a una masa que admiraba el orden la fuerza y que odiaba el humanismo, lo cuál representaba un signo de debilidad para la ideología nazi. El nazismo simbolizaba “la intolerancia a todo lo que no era parte de la cultura ARIA”

Adolfo Hitler tenía una razón especial para exterminar al pueblo judío. Los judíos no se atravesaron en su camino, al contrario los judíos alemanes eran ciudadanos fieles y leales, participaban activamente en la vida cultural, científica y comercial del país.
Adolfo Hitler no pidió ni exigió nada de los judíos, entonces ¿cuál fue la causa de su odio criminal al pueblo judío?, ¿por qué planeó y llevó a cabo el genocidio más grande de nuestro tiempo? No hay lógica respuesta. Solo ODIO, ODIO SIN RAZÓN, Y así escribe en su diario Meim Kampf. ¡Yo y el pueblo judío no podemos vivir juntos en este mundo!

Queridos hermanos, Hitler tuvo razón. El y sus secuaces desaparecieron del mapa del mundo, y el pueblo judío sigue su curso y ocupa su puesto dentro del concierto de las naciones del mundo.

El profeta Irmiahu, al expresar su dolor por la destrucción del Beth Hamikdash dice: “Oh, si fuera agua mi cabeza y mis ojos fuentes de lágrimas, para que día y noche llorara por los muertos de la hija de mi pueblo” 
El profeta adolorido hasta lo más íntimo de su corazón por la destrucción de su pueblo y de su patria, sabe que lágrimas comunes y corrientes no curarán su pena, y pide a D-s que no se sequen las fuentes de sus lágrimas para poder llorar día y noche por los muertos del pueblo de Israel.

Somos sobrevivientes del Holocausto y como tales debemos recordar a nuestros padres y hermanos que fueron asesinados por la bestia nazi y tratar por todos los medios, ¡QUE ESTO NO SUCEDA NUNCA MÁS!

Debemos recordar las llamas que quemaron Rollos de la Torá, Talitot, Tefilin, y Libros Sagrados, pero no pudieron borra su espíritu ni borrar sus letras.
Debemos recordar a nuestros hermanos que encabezaron el levantamiento de Ghetto de Varsovia y otros quienes formaron parte de los partizanim y de los ejércitos que combatieron contra la bestia.

Debemos agradecer al Todopoderoso que ayudó a nuestros hermanos sobrevivientes del infierno nazi a encontrar paz y tranquilidad en Medinat Israel. Después de 2.000 años de exilio, de persecuciones, inquisiciones y pogroms, volvió nuestro pueblo a su tierra ancestral y se cumplieron las palabras del Rey David: “Levanta del polvo al pobre, eleva al menesteroso desde la indignidad, situándolo ente los príncipes del mundo” 

Debemos recordar para solicitar Izkor, recuerda Mi D-s las almas santas e inmaculadas de nuestros mártires.
Que D-s tenga nuestros hermanos y hermanas en su gloria.
Amen

http://www.torahenfamilia.com

Anuncios