Parashá Matot (Tribus). 21 TAMUZ 5771 (23 de Julio de 2011).

Nuestra parasha empieza enseñándonos las leyes acerca de la anulación de promesas o juramentos, ¿qué diferencia hay entre una promesa y un juramento? En las promesas, una persona se limita a si mismo el hacer una acción, un ejemplo es cuando una persona promete no beber vino en un periodo de tiempo. En el juramento una persona se prohíbe o restringe de hacerla, es decir la persona jura no tomar nunca más vino. Tanto la promesa como el juramento deben cumplirse, aun si no se pronunció el nombre de Hashem en ellos.
Nosotros vemos que Hashem permitió borrar su nombre, es decir permitió que un judío que juró o prometió en su nombre pueda anular su juramento o promesa, pero ¿como se anula dicho juramento o promesa? La torah nos habla deque son necesarias tres personas aptas, es decir, conocedoras de la halaja que cumplan con torah y mitzvot, ante cuya presenciares la persona puede anular su juramento o promesa.
En el caso que una niña o una esposa llegasen a jurar o a hacer una promesa, el marido o el padre pueden anular sus votos si lo hacen de inmediato, es decir si anulan de inmediato las palabras de la esposa o hija, el padre puede deshacer la promesa o juramento de una hija, hasta la edad de once años y medio, después de ahí se considera a la niña como una adulta.
El sentido simple de anular un juramento o una promesa, es para no llegar a transgredir con nuestras acciones, lo que decimos con nuestras palabras, por eso debemos ser siempre muy cuidadosos al momento de prometer o jurar algo, siempre pensar antes de sentenciar con nuestra boca.
En el sentido espiritual cuando una persona jura o promete, está poniendo sobre si el nombre de Hashem, Hashem con su infinita bondad y amor, permitió anular su santo nombre, con el fin de relevarnos de nuestro grado de responsabilidad que recibimos con nuestra boca, Hashem no busca que una persona se prohíba a si mismo y que pronuncie su nombre por pronunciarlo, Hashem busca que la persona se una con el mismo y busca que cumpla con sus acciones, lo que ha dicho con su boca, por eso Hashem permitió poner su nombre en un juramento o promesa y por eso también permitió borrar su nombre en la anulación de tal juramento o promesa, para demostrar el infinito amor que tiene por cada uno de nosotros como pueblo de Hashem.

La guerra contra Midian
Hashem ordeno a Moshe atacar y destruir a toda Midian, esto se debe a que Midian quería causar no solo la muerte física del pueblo judío, sino también su muerte espiritual.
Moshe mando a mil hombres de cada tribu, es decir doce mil hombres para la guerra. El midrash explica que igual que mandó doce mil hombres para la guerra, también tomo doce mil hombres para rezar por el pueblo, de esto podemos apremder que las cosas que pasan en el mundo no dependen de cuanto armamento tenga el país o cuán grande sea el ejército, sino más bien cuanta emuna (fe) hay en nuestros corazones, ya que todo depende es del creador.
Cuando Hashem dijo a Moshe que enviara al pueblo a la guerra, le dijo también que después de esta guerra, Moshe iba a ser recogido, es decir que era el momento de fallecer, una persona normal hubiera demorado la pelea con Midian para si poder vivir más, en cambio Moshe, el mismo corrió a cumplir el decreto de Hashem con felicidad en su corazón, a pesar de saber que moriría después de esta guerra.
Nosotros debemos aprender un mensaje que Moshe Rabenu dejo para todas las generaciones, este mensaje es el cumplir siempre con la voluntad de Hashem, así a nosotros nos parezca algo difícil, complicado, hasta casi imposible, Hashem no pone a una persona a aprueba que la misma persona no puede pasar, más bien el espera que podamos cumplir con sus palabras para así, cada día unirnos más a él, cuando nosotros cumplimos con las palabras de Hashem, Hashem mismo nos recompensara grandemente, ya sea en este mundo o en el mundo venidero, más cuando cumplamos con las ordenanzas de Hashem, no lo hagamos por esperar una recompensa, sino más bien, hagámoslo por conectarnos con el verdadero placer que es Hashem.
Así bien que cada uno de nosotros encuentre el verdadero placer siguiendo el camino de Hashem y prontamente traigamos la geula para todo el pueblo de Israel AMEN.

Bajur David Moshe Shallem Lichtenstein

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: