SHALOM ALEJEM

La Guemará, en el tratado de Shabat, nos dice que el viernes a la noche, al regresar de la sinagoga al hogar, nos acompañan dos ángeles; uno bueno y uno malo. Si al llegar se encuentran las velas encendidas, la mesa servida, y todo preparado para celebrar el Shabat, el ángel bueno exclama “Que el Shabat próximo sea igual”, a lo que el ángel del mal responde, contra su voluntad, “Amén”. Si, por el contrario, hay discusiones, desorden, y falta de preparación, es el ángel del mal quien dice “Que el Shabat próximo sea igual”, y el ángel del bien, sin opción, contesta “Amén”. Es por esto que es costumbre recibir a estos ángeles, entonando esta canción en la mesa antes de recitar el Kidush.

Es costumbre entonar cada párrafo tres veces.

Shalom alejem malaje hasharet, malaje elion, Melej malje hamelajim, haKadosh Baruj Hu.

Bohajem leshalom malaje hashalom, malaje elion, Melej malje hamelajim, haKadosh Baruj Hu.

Barjuni leshalom malaje hashalom, malaje elion, Melej malje hamelajim, haKadosh Baruj Hu.

Beshibtejem leshalom malaje hashalom, malaje elion, Melej malje hamelajim, haKadosh Baruj Hu.

Betzetjem leshalom malaje hashalom, malaje elion, Melej malje hamelajim, haKadosh Baruj Hu.

Ki malajav ietsave laj lishmorja bejol derajeja. A-do-nai ishmor tseteja uboeja meata vead olam.

La paz se con vosotros, Angeles asistentes, Angeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo Bendito sea El.

Vuestra llegada sea en paz, Angeles de la paz, Angeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo Bendito sea El.

Bendecidme con la paz, Angeles de la paz, Angeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo Bendito sea El.

Vuestra estadía sea en paz, Angeles de la paz, Angeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo Bendito sea El.

Al irse esten en paz, Angeles de la paz, Angeles celestiales, del Rey de Reyes, el Santo Bendito sea El.

Porque Su enviado ordenará cuidarte en todos tus caminos. D”s guardará tu salida y tu llegada, desde ahora y para siempre.

A %d blogueros les gusta esto: