Talit y Tzitzit

Talit y Tzitzit (Pl: Tziziot – Talitot o taletim – Id: tzitzes – tales – Es: flecos, borlas – manto de oraciones)

Descripción

Los tzitziot son los mal llamados flecos que debe tener toda vestimenta de cuatro puntas utilizada por todo varón judío, de acuerdo a la orden dada por H’ en la Torá al pueblo de Israel, en Bemidbar 15:37-41; y Devarim 22:12 (la primera de las referencias se repite diariamente en dos oportunidades como el tercer párrafo del Shemá).

Los tzitziot no son simplemente flecos, son Tzitziot.

Objetivo
El tzitzit tiene como objetivo ayudar a recordarle al hombre el cumplimiento de los preceptos, y la salida de los hijos de Israel de la esclavitud en Egipto (conocida como Ietziat Mitzraim).

También puede ser tomado como símbolo del cielo que envuelve a la persona, y lo protege y lo cubre todo el tiempo, tal como Dios hace.

Tanto el talit como las tzitziot son recordatorios visibles de las enseñanzas Divinas y la necesidad de promover la santidad en la vida privada y nacional.

La expresión popular hebrea ‘examinar el ritual de los tzitzit de alguna persona’ (badak tzitziotav shel peloni’), significa ‘examinar su lealtad o integridad’.

En la historia

Originariamente, en épocas bíblicas los hebreos acostumbraban vestir largos mantos, que servían para cubrir sus cabezas y troncos, tal como muchos árabes del desierto continúan vistiendo en la actualidad; pero, la Torá estableció que esas ropas habituales de cuatro puntas debían constar de los tzitziot en cada una de sus esquinas.

Con el devenir del tiempo, la moda varió para la inmensa mayoría de los judíos, por lo cual se empezó a abandonar la vestimenta tradicional. Los jajamim ante el peligro de desechar una importante mitzvá decidieron crear una prenda que sirviera pura y exclusivamente con el fin de cumplirla, y ya no con la común finalidad del vestido. Para lo cual diseñaron el Talit, el manto ritual que hoy en día conocemos.

Debido a problemas de seguridad, así como por razones de respeto a los Tzitziot se decidió que su uso fuera exclusivamente en ocasiones rituales. Este es el ‘manto de plegarias’ denominado propiamente talit gadol (‘talit grande’) a diferencia del talit katán, que se usa por debajo de las otras prendas de vestir, casi en toda ocasión.

Estructura

Se hace de seda o lana y es usual la costumbre de que posea una serie de franjas negras o azules con flecos en los bordes; se agregan cuatro tzitziot largas a los costados, y estos ‘flecos’ incluyen los ocho hilos con sus cinco nudos, realizados según la manera prescrita. Cada tzizit incluye un hilo largo (“shamash o ‘ayudante’) y tres más cortos, las cuatro hebras están insertas en un ojal abierto a los costados del vestido y doblados en ocho hilos; se hace entonces un doble nudo y se envuelve el shamash alrededor del resto de los hilos 7, 8, 11, y 13 veces, con un doble nudo entre cada uno (es decir en total 39 nudos).

En la Torá existe un precepto según el cual los Tzitzit deberán poseer un hilo de un color celeste especial, denominado “Petil Tejelet”. Originalmente, un hilo de cada tzitzit estaba teñido de una tintura tono azul (tejelet; ver Bemidbar 15:38), este color se extraía del caracol jilazón encontrado en la costa de Fenicia (Shab. 26a); los intentos para identificar el verdadero ingrediente de la tintura quedaron inconclusos, y desde el segundo siglo EC, un hilo blanco ordinario fue el sustituto del azul. Hoy en día no podemos precisar con exactitud el color ni la forma del teñido por lo cual no es posible cumplir con esta exigencia, para intentar al menos preservar la idea de un color diferente es que se hizo costumbre decorar con franjas azules o negras la tela del Talit. (Esta unión del azul y del blanco como así también la forma y franjas del Talit inspiraron la creación de la bandera del movimiento Sionista que se transformó luego en la bandera nacional de Medinat Israel). En la actualidad son comunes los talitot hermosamente decorados y multicolores, no habiendo obligación de utilizar ningún color en particular.

Es costumbre, no imprescindible, que al cuello del talit se lo decore con una “atará” (‘diadema’ ) hecha con hilos de plata u oro o con decoraciones unidas en plata. Generalmente se incluye en la atará la brajá del Talit.

La halajá ordena que el tamaño mínimo del talit sea el suficiente como para que extendido cubra la espalda de un niño de un año.

Ocasiones para su uso

Las ocasiones en las que se viste el talit son el servicio matutino en los días de semana, en Shabat, las festividades y en los días de ayuno (pero no en Tishá BeAv); en el servicio vespertino de Tisha Beav; y en la víspera de Iom Kipur, antes de Kol Nidréi, cuando se lo viste antes de la caída de la noche.

Siempre que se pongan tefilín, los mismos se colocan después del Talit, ya que el éste al ser una mitzvá más cotidiana, tiene precedencia.

Tanto el talit gadol como el katan son obligatorios su uso en tanto el sol esté sobre el horizonte, o existe claridad el sol suficiente como para reconocer a un amigo a cuatro pasos de distancia, por lo cual, en la noche no es obligatorio su uso.

Quiénes lo usan


Entre los Ashkenazim, en las comunidades de la diáspora, los niños menores de 13 años visten generalmente talitot pequeños, y reciben un ‘manto de plegarias’ más grande como regalo del padre en el bar mitzvá.

La práctica entre los Sefaradim y judíos Orientales es que los solteros deben vestir talit; entre los adherentes al Jasidismo sólo los casados. El novio recibe generalmente un nuevo talit de la novia antes de la ceremonia matrimonial.

En muchas comunidades, el jazán usa el talit durante el servicio del mediodía y el vespertino, cuando los otros fieles no lo usan.

Otras ocasiones para el uso del talit son: durante la bircat cohanim para cubrir la cabeza de los cohanim; en algunos casamientos, cuando el novio viste el ‘manto de plegarias’ bajo la jupá; en un funeral, cuando se entierra a los varones en mortajas y un talit con los tzitziot eliminados o cortados; y siempre que un mitpalel es convocado para una aliá LaTorá (aunque no en el servicio de Minjá).

El talit katán puede ser usado a partir del momento que el niño puede guardarles suficiente respeto.

En cuanto al uso de tzitzit por parte de las mujeres, no existe prohibición expresa, es más, el Talmud refiere ejemplos de mujeres que los vestían, pero por ser una mitzvá positiva sin fundamento histórico y que tiene tiempo prefijado, las mujeres, así como los esclavos, están exentas.

Un poco más acerca del Talit Katan


Salvo cuando duerme, o se baña, el judío observante viste un talit katán (‘talit pequeño’) bajo la camisa, pero no directamente sobre la piel. Se trata de un trozo rectangular de tela (preferentemente lana), como un poncho con tzitziot a sus cuatro puntas y una abertura central permitiendo ser sacado por la cabeza, también se los conoce como arba kenafot o arbá kanfot, ‘cuatro esquinas’, en Iidish es arbakanfes o tales kóton; popularmente se le llama simplemente tzitzit.

La bendición que se recita al colocarlo cada mañana alude al precepto ‘que se refiere al mandamiento de los flecos’. A diferencia del talit gadol, el arbá kanfot puede utilizarse inclusive en el baño. El clima cálido del Estado de “Israel inspiró el uso del talit katán fabricado con tela de nylon con tzitziot de lana y de una camiseta especialmente diseñada con ‘flecos’.

Curiosidad

Como dato curioso tenemos que la suma de los valores de las letras hebreas de la palabra tzitzit equivale a seiscientos, este valor sumado a los ocho hilos que lo componen, más los cinco nudos que lo forma, da un total de seiscientos trece, que es el número de preceptos (mitzvot) estipulados para el cumplimiento del judío en la Torá.

Forma de uso

Alza el Talit y recita con unción antes de envolverse

Y mientras se lo coloca debe pensar en la Infinita Misericordia de H’ que nos regalo con Sus Mitzvot, para que el judío las cumpla y viva en ellas.

En cuanto a cómo debe usarse, algunos lo hacen como si fuera un echarpe, otros como si fuera una capa; de cierto es que según la más antigua tradición debería el judío envolverse con el Talit tal como los beduinos o árabes hacen con sus kefias, pero, al variar las costumbres, es correcto tanto uno como otro uso.

Si el Talit se resbala y cae en su totalidad, es necesario volver a bendecir.

Si uno se lo quita adrede, por cualquier menester, si tenía intención de volverlo a vestir, entonces no es necesario que bendiga nuevamente.

Si se usa un talit prestado, como por ejemplo para una aliá la Tora, entonces no es necesario bendecir, ya que en esta mitzvá se bendice sobre la propiedad personal.

Procedimientos en relación a la Tefilá

Cuando se lee el tercer párrafo del Shemá durante las plegarias matutinas se besan tres veces los flecos a cada referencia a ellos y una cuarta vez antes de soltarlos de la mano.

En cumplimiento del mandato de ‘tomarlas’ (Bemidbar 15:39), las tzitziot se juntan en la mano cuando se lee el Shemá, solamente en el servicio matutino (es decir a la luz del día y luego son besados a cada mención de tzitzit en la tercera parashá del keriat Shemá.

Cuidado y respeto

Por lo general se coloca el Talit en una bolsita bordada especialmente destinada a guardar tan importante vestimenta simbólica cuando no se usa.

Se lo dobla con cuidado, procurando no arrancar ninguno de los tzitziot.

Como señal de respeto no se ingresa al excusado con Talit Gadol, y se intenta preservar el cuerpo, la mente y el espíritu de todo acto impuro o pecaminoso.

También, para lavar el talit se debe realizar a mano, con esmero y precaución, y si se desea lavar a máquina se debe recurrir a algún entendido que desanude adecuadamente los tzitziot, para que no se enreden en la lavadora, y luego volverlos a anudar.

En caso de faltar a más de una punta del talit más de un tzitzit, el mismo no es kasher, por lo cual se debe anudar otro conjunto de tzitziot, y los antiguos y sin aptitud para uso se los debe depositar en la guenizá, o lugar destinado para reposo eterno de los implementos sagrados en desuso.

Talit y Tzitzit

§ El precepto del siguiente pasaje ordena agregar franjas a prendas de cuatro bordes como recordatorio de todos los mandamientos del Señor:

“El Señor habló a Moisés diciendo: “Habla a los hijos de Israel y diles que se hagan flecos en los bordes de sus vestidos, por sus generaciones; y pongan en cada fleco de los bordes un cordón azul. Y os servirá de fleco, para que cuando lo veáis os acordéis de todos los mandamientos del Señor, para cumplirlos; y no os dejéis llevar en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos, en pos de los cuales os corrompéis. Para que os acordéis, y hagais todos mis mandamientos, y seáis santos a vuestro Dios. Yo, el Señor, vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios. Yo, el Señor, vuestro Dios.(Números 15:37-41)
§ Las prendas que no posean cuatro o más bordes no deben tener necesariamente los flecos especiales.

§ La observancia de esta mitzvá está limitada a las horas del día, debido a que enfatiza “para que cuando los veáis” (es decir, verlos). Los Sabios enseñaron que en la noche (en la oscuridad total una persona no puede ver) no rige la mitzvá de tzitzit. (Por esta razón el talit nunca se lleva en los servicios vespertinos. La única excepción es en la noche de Yom Kipur para el servicio de Kol Nidre debido a la extraordinaria santidad de esa noche).

§ Aunque en tiempos antiguos las prendas o vestidos de cuatro bordes eran comunes, el desarrollo de las vestimentas que no tienen cuatro bordes podría haber convertido la mitzvá en totalmente fuera de uso contando con la total confirmación de la ley. Para evitar la desaparición de una mitzvá que posee un significado simbólico tan grande (ya que sirve como un recordatorio para la observancia de todos los mandamientos), los sabios han fomentado el uso de prendas especiales de cuatro bordes, para brindar la oportunidad de observar y cumplir este mandamiento. Maimónides dice: “Aunque una persona no está obligada a comprar una prenda y envolverse en ella solamente para colocarle flecos, no es adecuado que una persona devota o pía se abstenga de observar este precepto. Debe esforzarse en vestir una prenda que exija flecos para cumplir con este precepto. Debe tenerse especial cuidado de hacer eso cuando reza” (Hiljot Tzitzitt 3-11)

§ El Talit, una prenda de cuatro bordes con los tzitzit requeridos por el precepto, se convirtió en la prenda tradicional que usan los hombres durante los servicios matutinos. En español se le conoce comúnmente como el taled o “manto de oraciones – Antes de envolverse en el talit, éste se sostiene con las dos manos, cuando uno está de pie, se recita la siguiente bendición: Baruj A tá, Adonai, Eloheinu, Mélel Haolam, asher kidshanu bemitzvotav; vetzivanu leitatef batzizit. Bendito eres Tú, Señor, nuestro Dios, Rey del Mundo, que nos has santificado con Tus preceptos, y nos ordenaste envolvernos en el Talit.

§ Los cuatro flecos (tzitzit) en los cuatro bordes del talit son lo que le otorgan su significado religioso. El resto de su diseño, sea simple o complicado, coloreado o liso, rico en símbolos religiosos judíos bordados o sin ellos, es solamente concomitante a su utilización primordial en la observación de la mitzvá de “poner tzitzit en los bordes de tus vestidos. para que cuando las veais os acordéis de todos los mandamientos del Señor.

§ Los flecos más pequeños que se encuentran a ambos lados de muchos talitot no son tzitzit sino solamente adornos y no tienen ningún significado particular.

§ Para que una prenda se califique como talit, debe ser lo suficientemente ancha como para cubrir la mayor parte del busto de una persona. Un talit adecuado no es una estrecha bufanda que no cumpla con las condiciones exigidas.

§ No es solamente a través del talit llevado durante la plegaria que se observa la mitzvá de tzitzit. Una persona devota o pía también usará un talit pequeño (talit katán). Es una prenda de cuatro bordes que se coloca sobre los hombros, cubriendo pecho y espalda y que se lleva generalmente debajo de la camisa. De esa manera, no sólo se observa la mitzvá en el momento de la oración, sino también durante todo el día.

§ El talit katán se denomina a veces arbá kanfot, que significa “cuatro bordes” y que describe el tipo de prenda que es (El talit latán, así como el talit común y todos los otros elementos rituales y libros sagrados, pueden adquirirse en cualquier negocio de artículos de culto judíos).

§ La bendición que se pronuncia antes de colocarse el talit katán es: Baruj atá, Adonai, Eloheinu Mélej Haolam, asher kidshanu bemitzvotav vetzivanu al mitzvat tzitzit Bendito eres Tú, Señor, nuestro Dios, Rey del Universo, que nos has santificado con Tus mandamientos y nos ordenaste lo concerniente a la mitzvá de tzitzit. También esta bendición se dice solamente durante el día y no a la noche

§ Cuando los tzitzit o aún uno de los cuatro bordes de un talit o talit katán se rompen o desgarran; deben ser extraídos y reemplazados los tzitzit. Esto debe solicitarse de una persona que sepa como atar los tzitzit en sus cuatro bordes.

§ Las instrucciones específicas acerca de como deben estar los tzitzit atados al talit no se encuentran en la Torá escrita, pero fueron transmitidas por la Torá Oral. El Shulján Aruj lo describe en detalle. Existen muchos significados simbólicos y místicos implícitos en el procedimiento. Por ejemplo, las treinta y nueve vueltas que se hacen en la confección de cada uno de los cuatro flecos, equivalen al valor numérico de las palabras hebreas para “El Señor es Uno”.

Parashá Shelaj Lejá (Envía). 28 Sivan 5769 (20 de Junio de 2009)

La Mitzvá de Fijar Tzitzit (Flecos Anudados) a Vestimentas de Cuatro Esquinas

El Todopoderoso nos obsequió una mitzvá (mandamiento) que tiene el propósito de recordarnos todas Sus otras mitzvot. Esa es la mitzvá de tzitzit. ¿Cuál es significado de la palabra tzitzit?Tzitzit significa “flecos”. Ellos se refieren a hebras que deben ser hechas para el propósito explícito de la mitzvá, anudadas de acuerdo con especificaciones halájicas, y fijadas a vestimentas de cuatro esquinas.El fin de los flecos es que un judío debe mirarlos, recordar a Hashem, y desistir de pecar.¿Cómo ayudan los tzitzit a un judío a recordar sus obligaciones hacia el Todopoderoso?

Un apikoros preguntó a Rabí Biniamín, “¡¿Qué tonta costumbre observáis vosotros los judíos?! ¿Por qué colgáis sobre las esquinas de vuestras vestimentas ocho cuerdas anudadas?””Yo lo explicaré en una manera simple,” replicó Rabí Biniamín. “Nuestro maestro Moshé se quejó al Todopoderoso que un hombre había profanado el Shabat porque en aquel día él no estaba usando sus tefilín los cuales recuerdan a un judío del lazo entre Hashem y el pueblo judío. (En aquel tiempo, los judíos usaban sus tefilín todo el día, excepto en Shabat, cuando uno no puede usarlos.) Hashem por lo tanto dijo a Moshé, `Yo os daré a vosotros una mitzvá que es pertinente aún en Shabat y en los Iamím Tovím. Ordena a cada judío fijar tzitzit, cuerdas anudadas, a sus vestimentas a fin de recordar las mitzvot.””Vos véis que nosotros actuamos como aquellas personas que hacen nudos en sus pañuelos a fin de recordar ciertas materias.”

Más aún, el Todopoderoso nos ordenó marcar nuestras vestimentas, al igual que un amo manda a su esclavo anudar sus vestimentas como una señal de servidumbre.Cada detalle de la mitzvá es diseñado para recordarnos que, como sirvientes del Todopoderoso, nosotros estamos obligados a cumplir Sus mandamientos:- Tzitzit son fijados a una esquina en cada una de las cuatro direcciones para recordarnos de nuestra obligación dondequiera que nos volvemos. Más aún, los tzitzit representan dos testigos en frente de una persona, y dos detrás de ella, que le advierten contra pecar.- El valor numérico de la palabra tzitzit (en hebreo) es 600. Si nosotros agregamos a este número sus 8 hebras y 5 nudos (en cada esquina), llegamos a 613, un recordatorio de las mitzvot.- De las ocho hebras, una debe ser de lana y teñida azul (tejelet), con tintura conseguida de la sangre de la criatura de mar jilazón. Esta hebra no puede ser coloreada con tintura azul obtenida de ninguna otra fuente. La hebra azul en el tzitzit sugiere el Trono de Gloria Celestial en lo Alto.Hoy nosotros no tenemos el jilazón.
Hashem lo ocultó de nosotros porque no somos dignos de asociarnos con el kisé hacabod (Trono celestial), como fueron nuestros ancestros.

Parashá Shelaj Lejá (Envía). 28 Sivan 5769 (20 de Junio de 2009)

La Mitzvá de Fijar Tzitzit (Flecos Anudados) a Vestimentas de Cuatro Esquinas

El Todopoderoso nos obsequió una mitzvá (mandamiento) que tiene el propósito de recordarnos todas Sus otras mitzvot. Esa es la mitzvá de tzitzit. ¿Cuál es significado de la palabra tzitzit?Tzitzit significa “flecos”. Ellos se refieren a hebras que deben ser hechas para el propósito explícito de la mitzvá, anudadas de acuerdo con especificaciones halájicas, y fijadas a vestimentas de cuatro esquinas.El fin de los flecos es que un judío debe mirarlos, recordar a Hashem, y desistir de pecar.¿Cómo ayudan los tzitzit a un judío a recordar sus obligaciones hacia el Todopoderoso?

Un apikoros preguntó a Rabí Biniamín, “¡¿Qué tonta costumbre observáis vosotros los judíos?! ¿Por qué colgáis sobre las esquinas de vuestras vestimentas ocho cuerdas anudadas?””Yo lo explicaré en una manera simple,” replicó Rabí Biniamín. “Nuestro maestro Moshé se quejó al Todopoderoso que un hombre había profanado el Shabat porque en aquel día él no estaba usando sus tefilín los cuales recuerdan a un judío del lazo entre Hashem y el pueblo judío. (En aquel tiempo, los judíos usaban sus tefilín todo el día, excepto en Shabat, cuando uno no puede usarlos.) Hashem por lo tanto dijo a Moshé, `Yo os daré a vosotros una mitzvá que es pertinente aún en Shabat y en los Iamím Tovím. Ordena a cada judío fijar tzitzit, cuerdas anudadas, a sus vestimentas a fin de recordar las mitzvot.””Vos véis que nosotros actuamos como aquellas personas que hacen nudos en sus pañuelos a fin de recordar ciertas materias.”

Más aún, el Todopoderoso nos ordenó marcar nuestras vestimentas, al igual que un amo manda a su esclavo anudar sus vestimentas como una señal de servidumbre.Cada detalle de la mitzvá es diseñado para recordarnos que, como sirvientes del Todopoderoso, nosotros estamos obligados a cumplir Sus mandamientos:- Tzitzit son fijados a una esquina en cada una de las cuatro direcciones para recordarnos de nuestra obligación dondequiera que nos volvemos. Más aún, los tzitzit representan dos testigos en frente de una persona, y dos detrás de ella, que le advierten contra pecar.- El valor numérico de la palabra tzitzit (en hebreo) es 600. Si nosotros agregamos a este número sus 8 hebras y 5 nudos (en cada esquina), llegamos a 613, un recordatorio de las mitzvot.- De las ocho hebras, una debe ser de lana y teñida azul (tejelet), con tintura conseguida de la sangre de la criatura de mar jilazón. Esta hebra no puede ser coloreada con tintura azul obtenida de ninguna otra fuente. La hebra azul en el tzitzit sugiere el Trono de Gloria Celestial en lo Alto.Hoy nosotros no tenemos el jilazón.
Hashem lo ocultó de nosotros porque no somos dignos de asociarnos con el kisé hacabod (Trono celestial), como fueron nuestros ancestros.