¿Por qué razón hay años de doce meses y años de trece meses?

La Sagrada Torá, ordenó al pueblo de Israel, santificar los meses y fijar el mes de Nisan como el primero de los meses: “Este mes os será el principio de los meses, os será el primero de los meses del año” (Shmot c.12 v.2). Sobre este versículo dice el gran sabio y exégeta “Rashi” (siglo XI): “D-s mostró a Moisés, nuestro maestro, la luna nueva diciéndole: “Al renovarse la luna sabrás que es principio de mes”.
Más la Torá nos ordenó también “Observarás el mes de Aviv (primavera) y celebrarás Pesaj en honor al Señor tu D-s (porque en el mes de Aviv-Nisan) el Señor Tu D-s, te sacó de Egipto de noche” (Devarim c.15 v.1).
Según los textos anteriormente citados, al fijar los meses según el cambio lunar, debemos también tener en cuenta que la festividad de Pesaj debe caer siempre en la primavera.
¿Cómo cumplir con estos dos mandamientos divinos?
Si fijaríamos el año contando doce meses lunares nos atrasaríamos 11 días según el calendario solar.
Si contaríamos 13 meses lunares, nos adelantaríamos al año solar en 22 días, pero de ninguna de las dos maneras cumpliríamos con el mandato divino “Observarás el mes de Aviv (primavera) y Pesaj caería en distintas estaciones del año.
Si agregaríamos un décimo tercer mes cada tres años solares y si lo haríamos cada dos años nos sobrarían 8 días.
Nuestros sabios encontraron que en el transcurso de un ciclo de 19 años, la diferencia entre el año lunar y el año solar es de 209 días (19 x 11), los cuales componen siete meses menos un día (30 x 7), agregando un mes en los prefijados de dicho ciclo, el 3º, 6º, 8º, 11º, 14º, 17º y 19º. El mes adicional se denomina Adar Sheni (Adar Segundo) y es siempre completo de 30 días. De modo que todas las festividades y en primer término Pesaj, se rige por el año solar. En todo el ciclo de 19 años simples y siete con un 13º mes.
Si queremos saber si el año es simple o bisiesto, dividiremos los años según nuestro calendario desde la creación del mundo por 19. Al no recibir restante alguno o al recibir uno de los números 3, 6, 8, 11, 14, 17, sabremos que el año es bisiesto, caso contrario sabremos que es un año simple.
Al caer un año bisiesto, Purim se festeja en el Adar 2, cercano a Pesaj, para así unir los dos milagros que agraciaron a nuestro pueblo. La salvación de los hebreos en tiempo de Ajashverosh y la redención de nuestros ancestros de la esclavitud de Egipto.
Anuncios