HOY ES PURIM KATÁN

¿Qué es Purim Katán?

Este nombre proviene que en esa misma fecha comúnmente se celebra Purim, pero en este año se tarda un mes más en festejarlo, y ¿Por qué?, la razón es la siguiente:

La fiesta de Purim cae el 14 del mes de Adar, siendo siempre un mes antes de la fiesta de Pesaj, sin embargo siendo que el calendario judío depende de la luna y cada ciclo lunar son un poco mas de 29 días y medio, al realizar 12 ciclos tenemos 354 días, habiendo una diferencia de 11 días con el calendario solar que es de 365, y la Torá nos pide que Pesaj siempre sea en primavera, por lo que de seguir simplemente el calendario lunar tendría un adelanto la fiesta de Pesaj de 11 días y en varios años esta diferencia llegaría a significar varios meses de diferencia entre los dos calendarios, a lo que Pesaj ya no caería en primavera, por lo que los Jajamim instruyeron aumentar un mes extra cada ciertos años (hay veces cada dos años y hay veces cada tres años), con el propósito que siempre caiga la fiesta de Pesaj en la Primavera, llamándose ese año Shaná Meuberet o año embolismal, mejor conocido como año bisiesto lunar, siendo un año de trece meses, en vez de doce meses.

Por lo consiguiente siendo que este aumento de mes es por la fiesta de Pesaj, se aumenta cerca de esta fiesta, por lo que cuando se aumenta tenemos dos meses de Adar, siendo el primero el que se aumenta y el segundo el de los festejos, para que siempre Purim caiga con un mes de anticipación a Pesaj, y en el primer Adar, como este año, es simplemente un recordatorio que normalmente el 14 de Adar cae Purim.

¿Qué hacemos en Purim Katán? No leemos el Megilá, ni hay mitzvot especiales como enviar comida a los amigos o dar regalos a los pobres, como es el caso en Purim propiamente, pero no se dice Tajanún (“súplicas”) en las plegarias diarias y se prohíbe ayunar o hacer entierros en ese día. También el Shulján Aruj cita una opinión que uno debe aumentar en festejos y alegría, pero aclara que no hay ninguna obligación halájica de hacerlo. “No obstante,” el Shulján Aruj continúa, “una persona debe aumentar un poco en festejos para cumplir su deber según la opinión que es obligatorio”. A modo de explicación, concluye con la cita de Proverbios (15:15): “La persona con un buen corazón está siempre de fiesta”. Alegría y festejos siempre son deseables, entonces, si se presenta una oportunidad en la forma de un día que podría haber sido Purim–el día más alegre del año–uno debe ciertamente regocijarse y celebrar.

¡¡¡PURIM KATAN SAMEAJ!!!

* FOTO:Tumba de la Reina Esther. Irán

Anuncios