Parashá Vayerá – (Y apareció). 15 Jeshván 5774 (19 de Octubre de 2013).

parashah-vayera1“Se le apareció a él, Di-s … y él estaba sentado a la entrada de la tienda cuando calentaba el día” (Génesis 18:1)

 La Torá llama a Nóaj un tzadik (justo) y Abraham es conocido como un jasid, un nivel más alto.  ¿Por qué es un jasid más grande que un tzadik?  Nóaj cuidaba a los animales todos los día, pero si hubiese existido un sistema automático de alimentación y limpieza de los desperdicios, en sus días, él lo hubiese instalado.  Lo importante para Nóaj era que el trabajo se haga, es un trabajo sucio pero alguien lo tiene que hacer.

La actitud de Abraham era: íYo quiero hacer la mitzvá, no es suficiente con que el trabajo se haga!  Vemos esto en Rashí, cuando explica el primer versículo de esta parashá: Di-s hizo que el día sea extremadamente cálido para que ningún viajero salga y moleste a Abraham en su 3er día después del Brit Milá, el día más doloroso.  ¡Sin embargo, Abraham tuvo más dolor por no poder hacer la mitzvá de recibir invitados que del Brit Milá!  Di-s vio que ésta era la fuente de mayor dolor en Abraham y mandó ángeles que parecían viajeros para que Abraham pueda cumplir con la mitzvá.  Este es el nivel del jasid, él quiere hacer jésed (actos de bondad) como nos enseñan nuestros Sabios: “El mundo será construido sobre jésed“.

(Basado en Rabí Eliahu Dessler)

“Vio Sará al hijo de Hagar (Ishmael) … jugando” (Génesis 21:9)

 Rashí explica que el juego de Ishmael llevaba consigo inmoralidad, idolatría y asesinato.  Para el verdaderamente malo estos indescriptibles crímenes son solamente juego de niños.

(Jidushé Jarim)

“Pues bendecir habré de bendecirTe y acrecentar habré de acrecentar a tu descendencia, cual estrellas de los Cielos y como la arena de las orillas del mar y poseerá tu descendencia todas las ciudades de sus adversarios” (Génesis 22:17)

 A pesar de que Di-s ya le prometió a Abraham que el Pueblo Judío va a ser una gran y multitudinaria nación, la dimensión aquí agregada fue para recompensar su buena voluntad en aceptar sacrificar a su hijo, asegurándole que ningún pecado de sus descendientes va a resultar jamás en su total aniquilación o subyugamiento permanente.  Así como Abraham estuvo preparado a sacrificar una nación por Di-s, Di-s lo recompensó con una garantía sobre la inmoralidad de esa nación.

(Basado en el Rambán)

Cuando Israel ignora a su Padre en los Cielos, y se aleja de Sus mitzvot, es como “la arena de la orilla del mar”, pisoteado por todo el mundo.  Pero si cumple con la voluntad de Di-s, entonces es alto, poderoso y exaltado como “las estrellas de los cielos”, y ninguna nación, por muy poderosa, puede dominarlo.

(Midrash Or HaAfelá)

“Le He amado (a Abraham) porque él manda a sus hijos y a su casa, a quien como él, guarden el camino de Hashem…” (Génesis 18:19)

 Nuestros Sabios nos prometen que si alguien es un “Sabio de la Torá” y también su hijo y su nieto lo son, entonces la Torá, tal como un huésped que siempre se hospeda en el mismo hotel, no dejará jamás a esa familia.

Si tenemos esta promesa, porque, nos dice un gran Rabino de la previa generación, hay tantos judíos que han perdido su conexión con la Torá?

Nuestros antepasados, Abraham, Itzjak y Yaacob, fueron los más grandes de la Torá, o sea, que tendría que ser que la Torá no dejará nunca a sus descendientes.

 El Rabino contesta con una de sus propias experiencias:  Una vez, estaba viajando vendiendo uno de mis libros, llegué a una ciudad a la que conocía bien y llamé a la puerta del hostal donde siempre acostumbro a quedarme, nadie me abrió la puerta, o sea, que me fui a buscar otro lugar donde hospedarme.

La Torá te contaría la misma historia… llega a casas y exclama “abridme la puerta, dejadme entrar”. Pero viendo que nadie responde y que nadie abre la puerta para que entre, se va a buscar otro sitio donde hospedarse.

(Adaptado del Jafetz Jaim)

Abraham dijo: “Tal vez haya 50 Tzadikim entre las gentes de esta ciudad, y tú los destruirías y no perdonarías…?” (Génesis 18:24)

Unos jóvenes estaban contando con gran detalle cómo habían pasado Yom Kipur yendo de bar en bar; “¡Si…chico, fue de maravilla, nos lo pasamos bomba! David también estaba con vosotros?… ¡No, no David, David es un Tzadik!”.

 Aparentemente, en ciertos círculos  uno puede ser un Tzadik sin demasiado esfuerzo.

Abraham Avinu sabía que no habia Tzadikim en Sodoma, así que suplicó a Di-s que salvara la ciudad a causa de los Tzadikim que hay “entre la gente” o sea comparados con los demás son Tzadikim! Como la gente los ve como Tzadikim no podrían entender  porque Hashem quería destruirlos y si así lo hubiera hecho sería una profanación del nombre de Di-s.  Pero en Sodoma ni siquiera hubo ese tipo de Tzadikim.

(Adaptado de Rabí Zalman Sorotzkin)

http://www.mesilot.org/

Anuncios

2 comentarios

  1. Les tuego que revisen bien el texto que mandan, antes de darle al botón de enviar. En esta ocasión, el error que han cometido,(gramaticalmente hablando), destruye el contenido que nos quieren hacer llegar.Vease: Di-s lo recompensó con una garantía sobre la inmoralidad de esa nación.

    ________________________________

    • Sin querer entrar en majloket, en todo caso y según como se lea, la palabra “de” en la frase “de esa nación”, en algunos países podría entenderse mejor poniendo “en”. Eso es todo. Shabat Shalom

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: